Carmelita fue una ventana para muchos grandes jugadores costarricenses

La Asociación Deportiva Carmelita es una gran ventana dentro del fútbol nacional. A través de los años, este club alajuelense se encargó de poner a figurar a una larga lista de jugadores que posteriormente llegaron a ser ídolos en el país.

Entre ellos se puede destacar a Luis Antonio Marín, Wilmer López, Erick Lonis, Rónald Gómez, José Francisco Porras, Óscar Rojas y Michael Umaña.

Sobre el tema, el departamento de prensa de Carmelita conversó con el propio Marín, quien debutó en Primera División con el cuadro carmelo de la mano de Carlos Watson, en la temporada 1992-1993, cuando tenía 18 años.

“Usar jóvenes es una política muy buena del finado don Carlos González, una política muy atractiva. Me acuerdo que en aquel tiempo le dio muchos réditos al Carmen. Ese equipo era un equipazo, con gente de mucha experiencia, pero también con jóvenes”, adujo Marín, quien en aquel momento se encontraba a préstamo de Alajuelense.

Casualmente su debut fue ante la Liga, club en el que llegaría a consolidarse años después.

“Invito a muchos muchachos de otros equipos a que tengan esa oportunidad, háganlo porque eso les puede abrir muchas puertas. El Carmen es un equipo que le gusta dar ese chance. Nada más hay que aprovecharlo. Por supuesto que hay que ir, trabajar fuerte y dar lo mejor, pero aprovechar el momento es fundamental”, añadió el excapitán de la Selección Nacional.

Más talento. Otro de los grandes que arrancó en el club verdolaga fue el “Pato” López. El zurdo inclusive anotó en su primer duelo en el profesionalismo en la campaña 91-92 (tenía 20 años), durante un triunfo carmelo por 2-1 frente a Limón. El segundo tanto fue suyo.

“Siento que lo principal que debe tener un jugador joven para debutar es la confianza y el respaldo del técnico y el equipo en sí. Que le den esa tranquilidad de poder desarrollarse y desenvolverse en ese primer partido. Es el inicio de una posible carrera y uno quiere empezar bien”, explicó López, quien más adelante en su carrera se consagró también con los manudos.

“El Carmen se ha convertido en un equipo trampolín, donde mucho jugador se da a conocer. Pero también sucede que muchos llegan y toman un segundo aire. Allí muchas veces se da esa oportunidad, esa tranquilidad de coger ese empujón que se necesita, esa regularidad y estabilidad”, cerró.

Lea: Carmelita ganó premio de ₡2 millones por promover la participación de jóvenes Sub-21

Lea: Carmelita ganó dos premios en gala de Unafut: revelación Sub-21 con Suhander Zúñiga y equipo más disciplinado

Lea: Entrevista a la mejor revelación Sub-21 de la temporada 2014-2015, el carmelo Suhander Zúñiga