Chamorro: “A veces no tenía plata para el bus y me iba a pie a entrenar”

A los 13 años tomó una decisión que no cualquier adolescente la piensa y ejecuta: dejar su natal Guanacaste, dejar a su familia, amigos, el calor y aventurarse en un nuevo episodio de vida en el Valle Central.

Kevin Chamorro maduró más rápido de la cuenta y hoy con 17 años cumplidos sabe muy bien qué es lo que quiere dentro y fuera del fútbol. En estos momentos es portero estelar del Carmelita en la categoría U 17 y sueña con alzar junto a sus compañeros este sábado el título de campeón ante Alajuelense.

“En el primer juego quizás nos vimos muy ansiosos por el gol, pero sabemos que con la unión de grupo que hay ahora lo podemos sacar este sábado”, aseguró el meta.

Chamorro vio una gran oportunidad de formar parte de la Academia Wílmer el “Pato” López-Carmelita y sacrificó muchas cosas para forjarse como guardameta.

“Recuerdo que a los 13 me vine para San José para integrar el proceso Sub 15 de la Selección, no fue fácil, me tuve que acostumbrar a otros hábitos, a estar lejos de mi gente, pero si uno no arriesga no progresa. Recuerdo que a veces no tenía plata para el bus y me iba a pie a entrenar”, recordó Chamorro, quien añadió que en su camino se ha topado con ángeles.

“Don Edgar Artavia me abrió las puertas para venir acá, él me trajo primero a préstamo y luego de finalizar contrato con Liberia decidí seguir con él porque uno debe ser agradecido. Con el tiempo he conocido muchas personas, familias que me han ayudado y actualmente vivo en Hatillo en la familia de mi novia”, dijo el novel guardameta.

Quiere montarse en el avión del Mundial de la India y se esfuerza en cada entrenamiento con su club para que el cuerpo técnico de la Sub 17 lo tome en cuenta en la lista final.

Fuera de la cancha, Chamorro reconoció que el fútbol no es para toda la vida.

“Saqué bachillerato y como soy bueno como para las matemáticas y contabilidad quiero sacar administración de empresas, yo sé que el fútbol no es para siempre y sé que debo estudiar”, finalizó.

Chamorro también “le guiña el ojo” a Guilherme Farinha para que valore su rendimiento y lo lleve en algún momento a la Primera División.