Esteban Marín apunta a presionar a los rivales como un arma de Carmelita

A las puertas de abrir su tercera temporada en la Primera División, Esteban Marín, se ha convertido en un líder muy positivo en la Asociación Deportiva Camelita, tanto así, que el juego anterior que se jugó en Tarrazú, fue el encargado de guiar a los verdolagas como capitán.

“Ser el capitán es muy importante porque el “profe” tiene confianza en mí y eso es muy bueno para uno como jugador”, comentó Marín. “Siento el respaldo de parte del técnico y eso me da una responsabilidad extra dentro del campo que lo asumo con mucha seriedad”, agregó.

El joven zaguero explicó que pretende orientar por buen camino a los jóvenes que han asumido con éxito su rol en la pretemporada. “Los jóvenes tienen mucha dinámica, agresividad y son intensos”.

“Es importe hablar con ellos, aconsejarlos porque en Primera no se puede tener una presión con tanta intensidad, lo importante es comunicarnos y explicarles cuando se debe apretar y cuando no, porque es peligroso que no den las piernas al cierre de los partidos”, afirmó. “Todos son bien buenos y eso nos da alegría porque detrás de nosotros vienen empujando fuerte para ganarse un campo en la titularidad”, prosiguió.

Marín destacó que debido a la rapidez con la que se cuenta en el club, ya se tiene definido el estilo de juego, solo hay que tener paciencia para leer correctamente los movimientos que se van a implementar cuando inicie el campeonato costarricense.

“Todo ha sido muy positivo en este arranque, se ve clara la idea que es tener una presión alta y manejar la bola, si la perdemos estamos comprometidos, porque así lo dijimos desde el primer día, a irla a buscar con velocidad y buen sentido”, dijo. “El equipo se ve bastante bien, contra Cartaginés jugamos prácticamente con los muchachos que vienen de Alto Rendimiento y lo hicimos acertadamente, de verdad que tenemos un futuro promisorio”, concluyó.