Heriberto Guillén: “Ya es hora de ser campeones”

  • Entrevista al entrenador del Juvenil de Alto Rendimiento de Carmelita, Heriberto Guillén.

Pregunta/¿Cómo está el equipo de cara al partido de ida de la final?

Respuesta/Nosotros estamos agradecidos con Dios por esta oportunidad que nos está dando de estar en la final. El equipo está muy motivado y comprometido, sabiendo que lo que nos jugamos no se da siempre en la vida. Además, estamos muy contentos porque se ha hecho un buen trabajo, se ha cumplido un primero objetivo que era llegar a la final. Ojalá mañana (el sábado) podamos dar un golpe.

finalaltoguillen

P/¿Qué conoce de Cartaginés, el rival de esta final?

R/Yo tengo, con este, tres torneos con el equipo y nos lo hemos topado siempre en etapas definitivas. La primera vez, que fue cuando llegamos a la final, los topamos en cuartos. El que siguió, perdimos con ellos en semifinales. Es decir, hemos jugado cuatro partidos. Sabemos cómo juegan ellos, pero seguramente también se acuerdan de nosotros. Creo que va a ser un partido complicado, difícil, porque ambos queremos el campeonato.

P/Sin embargo, ustedes tienen la ventaja de traer cuatro triunfos importantes seguidos…

R/Sí, eso nos da mucha confianza, ese plus de haber ganado de la forma en que lo hicimos en esos partidos es un plus. Aunque de igual manera, mañana (el sábado) el equipo va a salir como lo hizo en todo el torneo: ofensivo, buscando ganar, pero teniendo mucho cuidado en la contra del rival. Pase lo que pase, vamos a ir a ganar.

P/¿Qué papel juega la experiencia de haber perdido la final hace un año prácticamente con este mismo plantel?

R/Efectivamente más de la mitad del equipo estaba hace un año. Eso nos da rodaje, nos da saber lo que es jugar por títulos. No lo vemos como una revancha, sino como una oportunidad muy bonita. Pero también entendemos que ya fuimos subcampeones, por lo que ya es hora de ser campeones.

R/Yo estoy muy agradecido con Dios y con Carmelita por haberme dado la oportunidad hace dos torneos de ser el entrenador de este equipo. Hemos llevado un buen proceso, en el cual tenemos una final, una semifinal y esta nueva final. Todo eso, más los dos partidos que pude dirigir esta temporada en Primera División (fue interino tras la salida de Guilherme Farinha), me dicen que mi currículo va creciendo y eso es una bendición.