Juan Pablo Arguedas: El seguro capitán que puede alzar por primera vez el trofeo de campeón de Alto Rendimiento para Carmelita

argudasJuan Pablo Arguedas puede ser el primer jugador de Carmelita en alzar un trofeo de campeón de la categoría de Juvenil de Alto Rendimiento. Y está completamente convencido de lograrlo

.
No obstante, esa seguridad nada tiene que ver con egocentrismo. Tiene que ver con confianza en sus compañeros. Lo primero, según se extrae de su forma de ser, no es parte de él, lo segundo es su credo en la cancha.

Arguedas, zaguero central de 18 años, es el capitán de este equipo verdolaga y está a solo 90 minutos de obtener un título que Carmelita nunca ganó en su historia. El sueño puede cumplirse el domingo 14 de junio, luego de que el equipo que lidera se enfrente a Cartaginés en el partido de vuelta de la final nacional del certamen de Verano 2015. La ida les favoreció 2-1.

“Este torneo nos pusimos una meta y fue llegar a la final. Lo hicimos y queremos más. Tenemos equipo para lograrlo. Tenemos jugadores muy buenos. Está Suhander (Zúñiga), quien con su experiencia en Primera aporta muchísimo, está Bernal Alfaro, quien es un jugadorazo y también Bryan Rojas, quien es un delantero excelente. De verdad que podemos ganar”, expresó durante la semana en una entrevista ofrecida al departamento de prensa de Carmelita.

El zaguero apenas ascendió al Juvenil de Alto Rendimiento este año, proveniente de la U-17; no obstante, el timonel Heriberto Guillén no dudó en otorgarle la banda. El joven futbolista duda al explicar el por qué.

“No sé qué decirle. Creo que como soy defensa tengo liderazgo atrás. Ordeno un poco al equipo. Se me ocurre que es por eso. También trato de dar ejemplo afuera de la cancha. Yo no ando en fiestas, ni falto a entrenar y siempre trato de llegar temprano. Son cosas mínimas, pero cuentan”, expresó incluso con un poco de pena.

Este estudiante de inglés y próximamente de administración nació el 21 de abril y es oriundo de Alajuela. Se dice carmelo de corazón. Inclusive hizo la secundaria en el Colegio El Carmen. Se unió a la academia del Complejo Wilmer López (vinculada a Carmelita) a los 12 años y ahí empezó a crecer a un ritmo que todavía no encontró alto en el camino.

A los 15 años hizo una pasantía con el FC Dallas de los Estados Unidos tras participar en la Copa Dallas con Carmelita y a los 16 fue uno de los tres ticos elegidos para participar del campamento mundial organizado por Aspire Academy en Qatar (casualmente los otros dos fueron sus compañeros Bernal Alfaro y Andrés Vargas).

“No sé si esas experiencias me dan ventaja, pero sí puedo asegurar que me han ayudado a crecer como jugador y como persona. Fueron momentos increíbles para mi carrera”, adujo.

Además, el año pasado estuvo entrenando con el plantel de Primera División, cuando el técnico era Guilherme Farinha; empero, no logró debutar. Lo que sí hizo fue salir campeón nacional con la U-17 en los dos torneos que tiene la temporada. Es lógico cuál es el siguiente paso.

“No pienso mucho en el momento de alzar el trofeo, pero sí en hacer un buen partido par ayudar al equipo a ser campeón por primera vez en esta categoría. Todos estamos metalizados en eso. Nos pasamos diciendo que es hora de ser campeones”, apuntó, una vez más, lleno de convencimiento.

Pero después de eso, afirma que en su camino hay mucho más. “Entre mis metas personales está que me suban definitivamente al primer equipo y luego poder estar en la Selección Sub-20 que empieza proceso dentro de unos meses”, concluyó.