¡Partidazo! Merecíamos más

El empate no fue malo. Pero esta claro que merecimos más porque el equipo trabajo muy bien durante todo el encuentro.

Fortaleció el bloque defensivo, ajusto el sistema en el medio campo y punzó cada vez que pudo la zaga morada con la joven promesa, Brayan Rojas.

Apenas arrancando el juego, Rojas metió presión a la defensa del Saprissa. Un tome y deme quedó en los pies de Andrey Ugalde, que sin pensarlo dos veces sacó un derechazo con la parte interna del zapato y con un “chanfle” exquisito, la bola se coló en el ángulo morado.

La primera parte fue nuestra. El rival estaba amarrado y Carmelita no paraba de correr. El complemento no varió mucho. Aunque en los últimos diez minutos, el encuentro se puso de ida y vuelta.

Kevin Chamorro, el novel arquero fue la figura por sus tapadas, sus salidas y su seguridad. Al cierre del cotejo, un centro que pescó Jonathan Moya puso la paridad en el tanteador.

Merecimos más pero esta vez no se pudo.